Euskara  |  Castellano  

Educación con reservas

La India: de M. Gabriela Mata

La educación en India hoy es un tema complejo que refleja las contradicciones de un país milenario que puja por ubicarse entre los grandes del siglo XXI. La controversial política de “reservas” en la educación superior que pretende dar un trato preferencial a los miembros de las clases más bajas es apenas una de las aristas de este trabajo, que busca englobar los aciertos y desaciertos en materia de educación por parte del gobierno de la India independiente, sin olvidar el papel desempeñado por las llamadas Organizaciones No Gubernamentales, de cuya importante labor conoce la autora por experiencia directa.
No word is big enough to be its meaning. Ninguna palabra es lo suficientemente grande para ser su significado, escribe la joven poetisa india Aditya Shankar. “Educación” es una palabra enorme, y aún así nunca llega a cubrir aquello que pretende designar. “Reserva”, por su parte, tiene diferentes acepciones. Dos de las que recoge el diccionario de la Real Academia Española: Guarda o custodia que se hace de algo para que sirva a su tiempo; y actitud de recelo, duda, desconfianza o desacuerdo.
En el mundo hay consenso en cuanto a la importancia de la educación para afinar y promover la perspectiva del desarrollo sostenible. La educación en India hoy es un tema complejo que refleja las contradicciones de un país milenario que puja por ubicarse entre los grandes del siglo XXI. La controversial política de “reservas” en la educación superior que pretende dar un trato preferencial a los miembros de las clases más bajas los dalits (los llamados intocables o descastados), y otras clases en desventaja (backward classes) es apenas una de las aristas de este trabajo, que busca englobar los aciertos y desaciertos en materia de educación por parte del gobierno de la India independiente, sin olvidar el papel desempeñado por las llamadas Organizaciones No Gubernamentales, de cuya importante labor conoce la autora por experiencia directa.
1. Una promesa incumplida: Educación para todos
Los padres fundadores de la India se preocuparon por dejar sentado en la Constitución (Art. 45 y 46) el deber por parte del Estado de proveer educación gratuita para “todos” los niños hasta los 14 años en un “tiempo prudencial”. Hoy gracias a la enmienda 93 del año 2005, la misma es reconocida como un “derecho fundamental”, por lo tanto el deber se convierte en obligación, pero el plazo para su cumplimiento se ha ido “alargando” en la medida que la meta se muestra lejana.
A sesenta años de la independencia ha habido un incremento innegable del número de escuelas así como de la matrícula. Pero el mandato constitucional de asegurar educación gratuita para todos los niños hasta los 14 años, en especial los pertenecientes a las clases más desposeídas, sigue sin cumplirse. La mayoría de los autores consultados coincide en señalar que tras estas cifras halagadoras se ocultan marcadas desigualdades entre y dentro de los estados, una alta tasa de deserción escolar, la baja calidad de la educación impartida y su poca pertinencia social, haciendo letra muerta de la Constitución y una quimera del sueño de grandeza de este país milenario que puja por ubicarse entre las potencias del siglo XXI.
“La falta de una educación general es todavía una limitante para el crecimiento económico, y se sentirá cada vez más a medida que las exportaciones indias aumenten y se requiera ir más allá de las mercancías tradicionales y del estrecho margen de productos puestos de moda por un limitado grupo bien entrenado”, dice el famoso economista indio Sen (2005, p. 11). Pero además ocasiona serios problemas en el ámbito social y político al comprometer las libertades básicas de la gente común violando sus derechos humanos, ya que reduce las oportunidades de empleo, de protección legal, de participación política, de salud familiar e influencia social.
El gobierno, consciente, busca paliar la situación al adoptar diferentes políticas que incluyen la “discriminación positiva”. La sociedad se organiza y da respuestas locales a situaciones puntuales a través de distintas ONG.
A continuación estudiaremos las disparidades, para luego evaluar las acciones del gobierno encaminadas a lograr una mayor democratización de la educación y el rol que desempeña en esta materia la sociedad organizada.
2. Disparidades
Como se deriva de la información contenida en el portal Education for All (2007), la expansión en la educación primaria desde la Independencia ha sido rápida y cuantiosa en términos del número de escuelas así como de la matrícula. Sin embargo, para un análisis objetivo de esta materia es menester observar estos números a la luz de: 1) las diferencias entre estados, regiones y comunidades, entre las distintas clases sociales castas y grupos religiosos, y entre niños y niñas; 2) la continuidad o índice de permanencia; y 3) el factor calidad y cuán relevante es para la sociedad el contenido de la educación dispensada.
2.1. Diferencias por estados y dentro de los estados
Según Tapas Majumdar (1998) los 16 estados de la India se pueden dividir en dos grupos dependiendo de sus logros en materia educativa.
En el grupo número 1 podemos ubicar aquellos estados que han tenido mayor éxito. Por orden alfabético: Assam, Gujarat, Haryana, Himachal Pradesh, Karnataka, Kerala, Maharashtra, Punjab, Tamil Nadu y Bengala Occidental. Estos diez estados reúnen un poco más del 45% de la población. En el grupo número 2 estarían los seis estados que recurrentemente han mostrado un pobre desempeño: Andra Pradesh, Bihar, Madhya Pradesh, Orissa, Rajasthan y Utarr Pradesh.
Siempre cabe la tentación de atribuir estas diferencias a la práctica de los distintos partidos gobernantes en cada estado, destacando por ejemplo que Kerala, el estado modelo en educación, es un estado tradicionalmente comunista. Sin embargo, una mirada a las disparidades dentro de los estados nos muestra que la explicación, si existe, debe ser mucho más compleja.
Dentro de los estados del grupo 1 hay sin embargo distritos que todavía no alcanzan el mismo standard. Dentro del grupo 2, hay distritos que están por encima del promedio.
En general, las diferencias entre el campo y la ciudad son notorias. En las áreas rurales muchos pueblos o caseríos no tienen escuela; si hay escuela, ésta no tiene suficientes salones; si hay salones, no hay pizarrones, y si hay pizarrones, no hay maestros, o éstos asisten de manera irregular.
Según Ravinder Rena (2006, nov):
Es de hacer notar que cerca de 42.000 escuelas estadales todavía funcionan sin edificaciones propias, mientras que otras 100.000 escuelas tienen sólo un salón de clases. Los servicios básicos continúan siendo inadecuados en la mayoría de ellas. Según una encuesta reciente realizada por el Instituto Nacional de Planificación y Administración en Educación, sólo 65,56 % de los salones está en buenas condiciones, los demás necesitan reparaciones de distinta índole. En relación a necesidades como agua potable, baños, pizarrones y mobiliario los problemas son mayores. El panorama en las escuelas rurales es peor, y por supuesto, los más afectados son los pobres. Por lo tanto, existe la inminente necesidad de proveer la infraestructura necesaria para hacer de la educación algo significativo en India (Traducción propia).
Pero además hay importantísimas diferencias en torno a variables como:
Género: Aunque su relevancia ha venido disminuyendo, todavía es evidente. La asistencia a la escuela primaria es del 73% para las niñas y del 86% para los varones (UNFPA, 2007). Y lo más triste es que muchas de esas niñas abandonarán sus estudios para prepararse para el matrimonio, ayudar en las tareas domésticas y trabajar en el campo. La razón principal es cultural pues se cree que las niñas, sobre todo las mayores, son más útiles en casa.
La verdad es que cuando se educa a una niña se educa a una familia. Cuando se educa a una familia se educa a una nación.
Clase social, casta y raza: Los niños de familias pobres tienen menos probabilidades de asistir a la escuela que los niños de las familias con más recursos económicos; además hay diferencias en la tasa de permanencia y en el nivel de aprendizaje. En la India rural muchas veces los padres no tienen como asumir los costos directos e indirectos que implica enviar un niño a la escuela y Según Ravinder Rena (Op. Cit.):
Si los padres logran poner al niño en la escuela, su dinámica interna, igualmente hostil, se pone en marcha. Esta dinámica tiene que ver con las actitudes de los maestros hacia los pobres y la pesada metodología pedagógica empleada para traducir un muy desorganizado currículum a la realidad cotidiana. Los niños de los pobres no pueden luchar contra tantas fuerzas negativas, y más temprano que tarde, terminan dejando la escuela, estigmatizados por el fracaso. La escala en la que opera este proceso puede ser juzgada mediante el índice de deserción (Traducción propia).
Obviamente, los miembros de las castas inferiores y las minorías tribales, por lo general, disponen de escasos recursos, por lo tanto, su cuadro es similar, con el agravante de que tienen que sufrir los prejuicios de casta.
2.2. Índice de permanencia
Los índices de deserción de la escuela primaria y secundaria son altos y se requieren estrategias para llegar a los adolescentes que no asisten a la escuela. (UNFPA, 2007).
Según Ravinder Rena (Op. Cit.):
Se ubica en 53% del Grado I al VIII, lo que significa que más de la mitad de los niños indios que se matriculan en Grado I no completa los ocho años de educación básica. No se necesita tener una imaginación especial para adivinar que estos niños pertenecen a las clases más bajas de la sociedad india (Traducción propia).
2.3. Calidad y pertinencia
Existen estudios que han puesto de manifiesto la deficiente calidad de la educación, especialmente en las zonas rurales (UNFPA, 2007).
Educación de baja calidad, dictada por pseudo profesores (para-teachers)a en escuelas con un solo maestro, o con un solo salón de clases parecen ser la norma en el campo. (Ver: Mendis, 2004).
¿Cómo se explica esto en relación con la fama creciente en el exterior de los ingenieros y gerentes indios quienes están ocupando cargos antes reservados a los occidentales? De acuerdo con Amartya Sen tal discrepancia obedece a la política india de los first boys. Para Sen (Op. Cit., p. 8):
La educación india está obsesionada con the first boys; en el salón de clase, en la sociedad y en el proceso de toma de decisiones […] y cuando esto sucede, cuando se centra la atención en aquellos bendecidos con la oportunidad y el éxito, las prioridades pueden verse distorsionadas […] mientras the last boys, y especialmente, the last girls, no pueden siquiera leer porque no tuvieron la suerte de ir a la escuela (Traducción propia).
Por otra parte, existe preocupación en relación a que no se están produciendo suficientes “innovadores”.
A decir de Friedman (2006, abril 1):
Tanto India como China, que han dominado la memorización y tienen a todos los demás aterrados por sus crecientes ejércitos de ingenieros, se están preguntando si demasiadas matemáticas y ciencias –sin la levadura del arte, la literatura, la música y las humanidades– no estarán formando niños sosos en lugar de buenos innovadores. (Traducción propia).
“Necesitamos fomentar más la incubación de ideas para hacer de la innovación una iniciativa nacional”, dijo Azim Premji, presidente de Wipro, en el transcurso de la reunión anual de la asociación de alta tecnología de India, Nasscom, que tuvo lugar en Mumbai el año 2006. Sin embargo, para que eso suceda, dicen los empresarios indios, se requerirá de un enorme cambio en el sistema educativo indio, rígido, de nunca cuestionar al maestro. “Si no permitimos que nuestros estudiantes pregunten por qué, y sólo les seguimos diciendo cómo, sólo vamos a obtener el tipo transaccional de externalización, no las cosas elevadas que requieren interacciones complejas y criterio para comprender las necesidades de otras personas”, dijo Nirmala Sankaran, director de HeyMath, una compañía educativa. (Ver: Friedman, Op. Cit. Traducción propia).
Además, como señala muy acertadamente Martha Nussbaum (2005, p. 24), el pensamiento crítico es crucial para el ejercicio de la ciudadanía en una sociedad como la india que necesita trascender las diferencias étnicas, de casta y de religión. Para ella:
La idea de que uno debe hacerse responsable por su propio razonamiento e intercambiar ideas con otros en una atmósfera de respeto mutuo por la razón es un ingrediente esencial para una democracia que aspira resolver pacíficamente sus diferencias étnicas y religiosas. (Traducción propia).
En otras palabras, es necesario trascender la idea funcional e instrumental que tenemos de la educación como un medio para aumentar la productividad, reducir la población, eliminar la pobreza, etc. e impulsar su valor en términos de capacitación de los individuos y de las comunidades para ejercer una ciudadanía plena, la consolidación de gobiernos democráticos y el fomento de una cultura de la paz.
3. ¿Hacia una mayor democratización de la educación?
Pareciera, por el presupuesto de 2007, que el gobierno continúa lavándose las manos en cuanto al apoyo financiero que requiere garantizar educación para todos. Según Ghosh Jayati, (2007, marzo, 10-23):
Es difícil dilucidar qué quiere exactamente este gobierno de la United Progressive Alliance (UPA). Según el programa mínimo (National Common Minimum Programme, NCMP), la educación es un área prioritaria, se deben aumentar los gastos en esta materia hasta al menos un 6% del Producto Nacional Bruto, y se tomarán las medidas necesarias para hacer que la sociedad y la economía indias tengan su base en el conocimiento. Pero, tanto por el patrón de gastos de los últimos dos años, como por la estructuración del presupuesto para el próximo año fiscal, e incluso por la dejada actitud hacia la última reforma constitucional en educación (Right to Education Bill), pudiéramos inferir que la educación de los jóvenes no es algo que le preocupe mucho. (Traducción propia).
Sin embargo, hay algunas iniciativas que nos hacen ser optimistas en cuanto a una mayor democratización de la educación en India. Destacan el programa de almuerzos escolares (midday meal programme), y ciertas medidas de “Discriminación Positiva” como la política de “reservas” y el esquema de becas y créditos para los estudiantes de escasos recursos.
3.1. Food for thought. Comida para el intelecto
El hambre no sólo afecta el proceso de aprendizaje sino que aleja a los niños de las escuelas, según concluyen importantes estudios como el Public Report on Basic Education in India (PROBE, 1999) y el Pratichi Education Report (2002). Por eso la Corte Suprema de Justicia hizo ya en noviembre de 2001 un llamado a implementar en todas la escuelas primarias lo que ahora se conoce como “el programa de almuerzos escolares” (midday meal programme). Sin embargo, lo cierto es que, tal y como afirma Kumar Rana (2005), muchos de los gobiernos estatales apenas han comenzado a darle forma, encontrando no pocas dificultades financieras pero, sobre todo, las fundamentadas en prejuicios de clase.
Varios argumentos han sido utilizados por parte de la clase pudiente –mayormente conformada por hindúes de las castas superiores–. Destacan la pérdida de horas de clase y la falta de infraestructura. No obstante, el programa ha probado ser exitoso.
Según Kumar Rana (Op. Cit. p. 91), “el resultado directo del programa de almuerzos escolares que asegura la asistencia a la escuela de los niños de las clases desposeídas, los hijos de los trabajadores que, por supuesto, son adivasis (minorías tribales)b, dalits y musulmanes” (traducción propia). Estos tres grupos que conforman el 91 % de la fuerza de trabajo del campo y el 57% del total de la población india, ahora disfrutan, o están empezando a disfrutar, lo que antes se les había negado. De acuerdo con el equipo de especialistas que trabajó en el ya nombrado Pratichi Report, éste sería el programa que más ha favorecido a los pobres desde la reforma agraria de los años 70.
Aparte de esto conviene señalar que iniciativas de este tipo impulsan la participación de la comunidad en la educación de sus niños.
3.2. Discriminación positiva o Acción afirmativa
El concepto de “Discriminación positiva”, o “Acción afirmativa”, como se le conoce en Estados Unidos, se refiere a un conjunto de medidas que, a diferencia de la discriminación negativa (o simplemente discriminación), dan a un determinado grupo social que históricamente haya sido víctima de cualquier tipo de injusticia, un trato preferencial en el acceso o distribución de ciertos recursos o servicios, con el objeto de mejorar su calidad de vida y así compensarlo por los perjuicios o la discriminación de la que fuera objeto en el pasado.
En India, la discriminación positiva ha asumido la forma de “reservas”. El ministro de desarrollo de recursos humanos, anunció en abril del 2006 la extensión de las cuotas de “puestos reservados” en los institutos de educación públicos para los miembros de la clases más bajas, los dalits, a otras clases en desventaja (backward classes), lo cual ha desatado un fuerte rechazo de parte del grueso de los estudiantes que pueden quedar fuera del sistema, aun teniendo mejores notas. Sin embargo, esta medida cuenta con el respaldo de todos los partidos sin importar si son de izquierda o de derecha. Actualmente 15% de los puestos en las universidades y colegios públicos están reservados para los llamados “intocables” y 7,5 % para los miembros de las tribus minoritarias. Estos porcentajes son proporcionales a su número en la población total de la India. (Agrawal, Purushottam, 2007, mayo).
Según Thomas Weisskopf (2006), el éxito de medidas como ésta se mide en función del desempeño de los beneficiarios. Que el mismo sea bueno depende de: 1) el margen o la magnitud de la preferencia otorgada, pues a mayor amplitud mayor es el índice de fracaso 2) la calidad del proceso de selección, el cual debe ir más allá de las notas buscando una mejor aproximación al perfil del estudiante y 3) el soporte brindado en forma de tutorías y/o ayudas financieras. En su opinión, aunque en líneas generales las reservas en India podrían considerarse exitosas, dado que han propiciado una mayor integración de los dalits y los adivasis a la élite profesional con los beneficios que esto conlleva, el éxito sería mayor si se tomaran en cuenta estas variables.
Al parecer, la clase política ha tomado nota de esto pues en los últimos años se han venido implementando medidas complementarias como las becas y los créditos para los estudiantes con escasos recursos económicos. Según notas de prensa recientes, el gobierno ha ideado esquemas para favorecer con becas y créditos a los estudiantes pertenecientes a las minorías tribales y otros grupos inferiores con el objeto de facilitar la continuación de sus estudios en las mejores instituciones de educación superior del país. (Chauhan Ch, 2007 August 7; PTI, 2007 August 8).
Zoya Hasan (2006 p. 78), alega por su parte que si las reservas son el medio escogido para alcanzar la igualdad social, es menester incluir entre los beneficiarios a los musulmanes pobres. En su opinión, la actual política de reservas basada sobre todo en divisiones de casta, olvida otras “igualmente indeseables formas de discriminación”. Por ello Satish Deshpande y Yogendra Yadav (2006, pp. 61-63) se pronuncian por una propuesta alternativa que vaya más allá de las castas y considere otras variables, que ya vimos son determinantes en materia de educación como el sexo, la región de procedencia, el haber estudiado en una escuela rural o urbana. La idea es apuntar hacia el diseño de una política de admisión que considere tanto el record a favor (merit score) como el record en contra (disadvantage score).
La verdad es que existe mucha polémica alrededor de los postulados de la “discriminación positiva” o “acción afirmativa” ya que algunos la consideran discriminatoria en sí misma. Para el sociólogo Smaïn Locher, el problema mayor radica en que “en lugar de atacar las causas, se hace el simulacro de movilizar el interés público y su generosidad contra los efectos” (Citado en: Dominique Vidal, 2007, mayo). Particularmente, me molesta el hecho de que lejos de atenuar las diferencias, las institucionalizan.
4. El rol de la sociedad civil organizada
En diversas conferencias internacionales celebradas en el transcurso de esta década, se ha hecho hincapié en la función de la sociedad civil para el logro de las metas de desarrollo social, entre ellas la de una “educación para todos”. El Marco de Acción de Dakar, vigente hasta 2015, subraya la necesidad de garantizar el compromiso y la participación de la sociedad civil en el desarrollo educacional.
Y es que según Nitya Rao (2001):
…dada su fuerza en términos de flexibilidad, sensibilidad frente a las necesidades, capacidad para dirigir métodos y proyectos piloto innovadores, la sociedad civil organizada puede darse el lujo de pensar en una educación adecuada para las condiciones de vida cotidiana de la comunidad, para las necesidades de los marginados, de las mujeres y de los grupos que se encuentran al margen del sistema de educación formal, en términos de contenido, lengua y cultura; una educación que se centre en el educando, que facilite el proceso de análisis crítico y de aplicación, en lugar del mero aprendizaje de memoria. (Traducción propia).
Una segunda función clave de la sociedad civil en esta materia es utilizar la riqueza de las experiencias obtenidas en las comunidades rurales a nivel micro para fomentar y crear vínculos con el Estado, que permitan, entre otras cosas, la copia o adopción de los modelos exitosos de educación no formal empleados por las ONG a una escala más amplia.
Además habría que mencionar otra función de los grupos de la sociedad civil comprometidos con la educación como lo es el facilitar el vínculo con otros sectores y programas para el desarrollo. Esto es importante si se reconoce la relación estrecha que existe entre aquéllos económica y socialmente marginados y aquéllos que no tienen acceso a la educación. Así, una campaña de alfabetización puede ir ligada a acciones en torno a conciencia de la salud, incentivo del ahorro y crédito, manejo de vertientes de agua y planificación de recursos, o capacitación de mujeres.
La Sociedad Civil Organizada puede contribuir, y de hecho está contribuyendo, a dar un salto cualitativo en materia de educación en la India. Quizás el impacto en números es todavía pequeño (no manejamos estadísticas al respecto), pero ha sido decisivo en la vida de aquéllos que toca.
4.1. Experiencias que compartimos
En India existen numerosas ONG dedicadas a trabajar directa o indirectamente el tema de la educación. A continuación se nombran sólo las que tuve oportunidad de conocer directamente en tres viajes al Indostán realizados en los años 2005 y 2006.
SEWA, Asociación de Mujeres Empresarias
La Asociación de Mujeres Empresarias, Self Employment Women Asociation (SEWA por sus siglas en inglés), es un sindicato nacional que agrupa a 700.000 mujeres en 7 estados de India.
Según nos contó en marzo de 2005 su secretaria general, Namrata Bali, en una interesante visita a la sede principal en Ahmadabad, SEWA nace en 1972 cuando fue registrada como un sindicato con la idea de “organizar a las mujeres para que no tuvieran que depender de nadie aparte de ellas mismas”.
Hoy en día es uno de los mayores sindicatos de mujeres del sector informal y mucho más, pues pronto se dieron cuenta de que tener voz no garantizaba el pan de todos los días y decidieron buscar otras formas de cooperación. Lo primero fue aprovechar una política diseñada por el gobierno para ayudar a los pobres a través de créditos blandos. Se convirtieron en una especie de intermediarios, pero esto resultaba muy comprometedor. Su nombre estaba en juego. Más que eso, su credibilidad. Ela Bhalt, presidenta y fundadora, consideró que era importante que las mujeres entendieran que había que pagar y llamó a una reunión en la que explicó el punto con lujo de detalles. Las mujeres la escucharon, después hicieron sus planteamientos. En general, tenían que ver con lo mal que eran tratadas en los bancos porque muchas no sabían leer ni escribir, y fue entonces que decidieron crear su propio banco. El dinero necesario se fue reuniendo poco a poco. Surgieron muchos problemas pero todos fueron resueltos con determinación. En 1974 abrió sus puertas. Hoy por hoy es un gran banco que sigue creciendo día a día, con sus propias reglas. Allí no importa si no sabes firmar. Hay otro sistema para identificar a los clientes. La mayoría mujeres.
Después de eso dieron el salto a las cooperativas, una estructura que les permite pasar de productoras a gerentes y dueñas de sus propias pequeñas empresas. Hoy tienen 95 cooperativas que se pueden clasificar bajo cinco categorías principales: Agrícola, textil, artesanal, servicios y comercio.
Pero además, SEWA se ha preocupado por la preparación de sus miembros. Hoy cuentan con una reconocida academia que suple las carencias en la formación de las mujeres que por múltiples razones tuvieron que abandonar sus estudios a temprana edad.c
CRY y Vidya and Child, Educación para los niños menos privilegiados. Una espiral de esperanza
Gracias a la dedicación a los niños de un hombre llamado Rippan Kapur, su pasión por el trabajo, visión y coraje, el incondicional apoyo de su madre y siete amigos, hoy existe CRY (Child Relies on You), una de las más grandes ONG indias que lucha por los derechos de los niños, con el soporte financiero y el trabajo voluntario de la clase media india. Su misión:
Hacer que la gente tome responsabilidad por la situación de los niños indios de escasos recursos y motivarlos a confrontar el problema mediante la acción colectiva, dándose a sí mismos y a los niños la oportunidad de desarrollar todo su potencial (CRY, 2007; traducción propia).
La idea subyacente es que un mundo mejor para los niños es no sólo posible sino inevitable, si suficientes individuos se abocan a hacer lo que puedan hacer para cambiar sus vidas.
No contentos con el trabajo directo en 16 estados y más de 2500 comunidades, con variados e interesantes programas, CRY ha ideado y ejecutado grandes campañas nacionales para ubicar los derechos de los niños en la agenda política.
A través de CRY supe de un hermoso proyecto que asesoran en Noida, ciudad cercana a Delhi, en el que participé de septiembre a diciembre de 2005. Se trata de Vidya and Child, Education for Underprivileged Children, dirigido por Supriya Akhaury, una mujer joven, con estudios superiores y de buena posición social, comprometida con el futuro de los niños de su comunidad, a quienes dedica tiempo completo, con el total apoyo de su esposo Rahul.
Vidya and Child, organización fundada en 1998 ayuda a los niños de escasos recursos a integrarse a la sociedad guiándolos para que aprovechen las oportunidades educacionales que ofrece el Estado. Todo comenzó con clases informales a la hija de la señora que ayudaba a Supriya en las tareas del hogar. El número de niños que atendía en su apartamento fue creciendo hasta que se hizo necesario buscar un local. Ahora, con local propio en medio de una barriada de Noida y el apoyo de CRY, dictan cursos básicos de matemática, inglés y computación que proveen a cerca de trescientos niños con las herramientas necesarias para ingresar y mantenerse en buenas escuelas. Los fines de semana imparten clases de música y danza, proyectan películas y organizan paseos a fin de ayudar al mejor uso de su tiempo libre. Podría decirse que los voluntarios que han ido sumándose en el camino, la mayoría jóvenes profesionales como Supriya y su esposo que quieren contribuir al mejoramiento de su comunidad, actúan como padres sustitutos, guiando a estos niños a través de su proceso educacional.d
Los chicos que participan del programa ven crecer su autoestima junto a sus conocimientos y aspiran a graduarse, casi siempre de maestros, médicos o ingenieros, para ayudar a los que vienen atrás, en una espiral de esperanza.
ADI GRAM SAMITI. Educación no formal para niñas musulmanas
ADI GRAM SAMITI es una organización orientada a impartir educación primaria a jóvenes y niñas musulmanas de Mewat, región de Hariyana, a través de métodos no formales. La idea es atender a las jóvenes y niñas entre 6 y 14 años que nunca han asistido a la escuela o la abandonaron muy pronto, para que en tres años puedan alcanzar un nivel de preparación equivalente al quinto grado. De esta manera se ayuda a bajar la alta tasa de analfabetismo femenino que caracteriza la zona, mayormente musulmana. Y es que por razones culturales y religiosas, los padres prefieren mantener a las niñas en casa, sobre todo si las escuelas están muy alejadas y/o los maestros son hombres.
ADI GRAM SAMITI tiene su sede en una zona de relativo fácil acceso y todas las maestras son mujeres. Además de las clases en materias fundamentales como matemáticas, hindi e inglés, las chicas reciben adiestramiento en algún oficio que las pueda ayudar a mantenerse a futuro.
Conversando con su director y fundador el Sr. Vinod Kumar Kanathia, en nov de 2005, supimos que para iniciar las acciones de su centro educativo hubo que convencer a los padres de que no estaban interesados en convertir a las niñas al hinduismo sino en darles herramientas para un mejor desenvolvimiento en la vida.
Dado que ADI GRAM SAMITI fue fundado apenas en el 2000, todavía no se han dado muchos casos de jóvenes que quieran ingresar al sistema educativo formal para hacer el bachillerato y después pensar en la universidad, pero Vinod Kumar está ya considerando esa posibilidad. Sin embargo, nos aclaró que dudaba que fueran muchas las que miraran tan alto pues Mewat es un pueblo muy conservador y las mujeres se casan (o las casan) muy jóvenes (12-14 años), y es justamente por esa razón que no trabajan con chicas mayores.
No obstante todo esto, es lógico pensar que estas mujeres aspirarán un futuro mejor para sus hijas, y así poco a poco irá surgiendo una nueva India libre de tantos prejuicios. Como ya dijimos, cuando se educa a una niña se educa a una familia. Cuando se educa a una familia se educa a una nación.e
BODH SCHOOL. Escuela para niños especiales de Hyderabad
BODH SCHOOL, fundada en la ciudad de Hyderabad, al sur de la India, en el año 1991, es uno de los brazos de Sahaj Seva Samsthan, organización dedicada a expandir el mensaje de Sri Ramchandra Majaraj a través del servicio comunitario, con una visión holística, armónica e integral de la vida.
Para sus seguidores, el nacimiento de Sri Ram Chandra of Shahjahanpur, dio origen a una nueva era que marca el proceso de divinización del hombre a través de la práctica de un sistema modificado del Raja Yoga o “Yoga de la mente”, que han dado en llamar The Natural Path o “Sendero Natural”. Su filosofía privilegia el servicio, la cooperación y el sacrificio. Amarlo a Él es amar al prójimo, y BODH SCHOOL es puro amor. Manejada a punta de donaciones y trabajo voluntario, esta escuela para niños de aprendizaje lento (slow lerners), una de las primeras en su tipo en el país, en corto tiempo se ha hecho acreedora de importantes distinciones, pero sobre todo cuenta con el reconocimiento de la comunidad.
Con cariño, programas adecuados y la guía de especialistas, estos niños que no pueden estudiar en las escuelas normales, o les va muy mal, repitiendo incontables veces el mismo grado hasta renunciar, pero que no constituyen candidatos para una institución de “retardados mentales”, vuelven a creer en sí mismos y se hacen útiles a la sociedad en la medida de sus posibilidades.
Basta ver sus caras y las de sus padres para comprender la significación del trabajo realizado.f
5. Reflexión final
Si bien las organizaciones para el desarrollo u ONG han estado y están comprometidas con el logro de las metas de la Educación para Todos, la educación es una responsabilidad central del Estado, especialmente en regiones con un analfabetismo y una pobreza masivas como India. Por ende, el gobierno debe garantizar la entrega de servicios educacionales y proteger este derecho de los efectos polarizantes de las fuerzas del mercado o los prejuicios atávicos que pueden causar la exclusión de grupos desfavorecidos. En ese sentido, y considerando las críticas, pueden ser muy útiles las políticas de “discriminación positiva” o “acción afirmativa”. Sin embargo, dado que en India las ONG son tan numerosas y están cumpliendo una labor tan importante, convendría pensar en mecanismos para hacer de sus innovaciones una tendencia dominante. (Ver: Nitya Rao, Op. Cit.).
Esto ayudaría a trascender la idea funcional e instrumental que tenemos de la educación como un medio para aumentar la productividad, reducir la población, eliminar la pobreza, etc. e impulsar su valor en términos de capacitación de los individuos y de las comunidades para ejercer una ciudadanía plena, la consolidación de gobiernos democráticos y el fomento de una cultura de la paz.
* Licenciada en Estudios internacionales y Comunicación Social. Magíster en Ciencias Políticas. Diplomado en Comunicación para el Desarrollo. Profesora de la Facultad de Humanidades y Educación de la Universidad de Los Andes. Miembro del Centro de estudios de África y Asia “José Manuel Briceño Monzillo”

 


© 2006 Taldeka Lagunduz | Accesibilidad | Site by punto y pixel | [Valid HTML 4.01 Strict]  [CSS válido]  [Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI]